Letras, sonidos y otras hierbas

Entradas etiquetadas como “Medios de comunicación

Sí cuesta votos, cómo chingados que no….

Debo comenzar por confesar que anoche fui un poco más mandilón que de costumbre. Había sacado mi bicicleta, puestome guantes, casco y demás parafernalia y vociferado una frase conjugada en imperativo con un pequeñito signo de interrogación (casi imperceptible) “Al rato vengo, saliendo de la reunión voy a darle al paseo de la ciclopista”. Como respuesta obtuve una frase con un signo de interrogación y cierto tono imperativo “Mejor vente pronto a casa…. no?”. Así fue como con casco, guantes y ya con la bicicleta en su lugar, estaba yo a las ocho y media de la noche surfeando por los canales de televisión en la rica, fría y muy comoda noche de anoche.

Fue así como tuve la suerte, buena o mala no lo sé, de toparme con Tercer Grado, el programa de análisis político de Televisa. O mejor dicho, la apasionada defensa que hacen al aspirante a la presidencia de México Enrique Peña Nieto. No puedo evitar venir transformar la tristeza y el asco que sentí a palabras, por la desfachatez con que se pretende justificar la reciente cagada de Peña Nieto en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Los panelistas (Joaquín López Dóriga, Denise Marker, Carlos Marín, Adela Micha, Leopoldo Gómez y Ciro Gómez Leyva) escupieron un galimatías de justificaciones para terminar con conclusiones que caen en lo ridículo. “No le costará votos”, “no es necesario que un presidente lea”, “Fulano también se equivoca”, “Sutano también se equivoca”, “el círculo rojo de twitter”, “de los que critican a Peña Nieto nadie lee”. Todos coincidían en calificar con el eufemismo “desliz” y  cínicamente defienderon a un tipo que aspira a ser nuestro presidente, y que fue incapaz de mencionar tres títulos de libros que hayan marcado su vida (tres, chingada madre, tres. No se le pide ser un erudito en Literatura, tan solo tres putos títulos de libros). Y que me perdonen, pero yo sí creo que un cabrón que aspire a ser presidente de un país (en especial el país en el que vivo) debe ser un tipo más culto, capaz , trabajador y hasta inteligente que yo. Pues si va a ser uno menos culto, capaz, trabajador e inteligente que yo, pues mejor lo hago (y cobro) yo mismo.

Donde todo eso cruzó la línea que lo llevo más allá de lo ridículo (desconozco palabra para describir esto) fue cuando se convirtió en crítica a Andrés Manuel López Obrador (‘perense chingado, esto todavía no es lo que está más allá de lo ridículo). Pues el señor Carlos Marín dijo que a él le parece jocoso, que Andrés Manuel lea la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicano. Además, ironizo diciendo que no podía imaginarse como alguien podía disfrutar de estructuras de versos, ritmo narrativo y otras tantas mamadas leyendo la Constitución. Resulta ser Sr, Marín, que la Constitución es la norma que rige las normas que un presidente del poder ejecutivo de la República debe ejecutar. Un presidente, o aspirante a presidente, está OBLIGADO a conocer la Constitución. Si le divierte o no hacerlo es muy su pinche bronca, pues si le incomoda para qué chingados se anda metiendo en política. Es así, nunca he escuchado, ni respondería a ninguna lógica, que alguien diga: “pinche doctor mamón, anda leyendo sobre anatomía”.

Además de ridículos, deshonestos y cínicos, estos tipos que se ponen sus corbatitas y salen a dizque analizar la política en Tercer Grado (ni de primaria) están muy equivocados. Esto, sí le cuesta votos al Sr. Peña Nieto. Al menos el mío, nunca lo tendrá. Por eso, el día que den Tercer Grado, y el días de las elecciones, mejor me pondré a leer aunque les parezca, que sirve pa’ ni madres.

LM

Anuncios

Iniciativa México

Iniciativa México

Iniciativa MéxicoAyer desperté y como siempre, manteniendo esa sana fidelidad que le tengo a mis costumbres (manías le llaman algunos, incluso uno que otro atrevido le llama: vicios) busqué la taza de café y los noticieros, en la cocina y la televisión respectivamente. Desde mi decepción con Brozo, no he encontrado a un espacio televisivo capaz de llenar y entretener esas lentas mañanas, aunque es justo admitir que a pesar de todo, Carlos Loret de Mola, me es muy simpático el guey.

La primer sorpresa del día, me la llevé al enterarme que el proyecto Iniciativa México vuelve a las pantallas de nuestras televisiones. Pero ahora, tiene como patiño al Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia. Signado por los principales (los de más audiencia pues) Medios de Comunicación en México.

Si alguno de ustedes ha tenido el interes de enterarse o ha hecho click sobre las letras azules anteriores, habrán leído dicho pacto. Y dádose cuenta de su estructura, los más abusados de su contenido. Donde podemos ver que se trata simple y llanamente de llenar las noticias de eufemismos. De evitar ser heraldo de la cruda realidad, de preferir hacerse de la vista gorda (o flaca en este caso) , de seguir enseñándole a los mexicanos algo que ya sabemos y hacemos muy bien, no aceptarnos tal cual somos.

Los medios de comunicación en su labor de informar no deben tomar postura en contra, tampoco a favor.  El punto número uno del pacto es “tomar postura en contra”. Más verbos conjugados en presente y pasado y menos adjetivos calificativos.

Los medios de comunicación en su labor de de informar deben convertirse en voceros de la delicuencia organizada (la legal y la ilegal). Sí, deben convertirse en voceros de los actores más influyentes (en el sentido real de la palabra, no el mexicano) de la sociedad. Gustenos o no, la delicuencia organizada es lo que tiene a los medios firmando pactos de autocensura. El punto número dos del pacto es “no convertirse en voceros involuntarios de la delicuencia organizada”.

Los medios de comunicación en su labor de informar deben buscar influir lo menos posible en sus noticias. Sí, deben buscan presentar la información sin juzgar, modificar, influenciar, dirigir y/o dimensionarla. El punto número tres del pacto es “dimensionar adecuadamente la información”.

Los medios de comunicación en su labor de informar deben atribuir responsabilidades explícitamente. Aquí sí estoy completamente de acuerdo, deben atribuir responsabilidades explícitamente. Y no solo en cuestiones relacionadas con el crimen organizado. Atribuir responsabilidades explícitamente. Quién hizo qué. El punto número cuatro del pacto es “Atribuir responsabilidades explícitamente”.

Los medios de comunicación en su labor de informar deben evitar prejuzgar. Aquí también estoy de acuerdo con el pacto. Deben evitar prejuzgar. También eviten, prejuzgar a las víctimas “se relaciona a la víctima con el crimen organizado”, es casi por default, al informar el hallazgo de un cadaver. El punto número cinco del pacto es “no prejuzgar culpables”.

Los medios de comunicación en su labor de informar no pueden ser responsables de cuidar a nadie, excepto a si mismos (hablando de las personas que forman los medios de comunicación). El punto número seis del pacto es “Cuidar a las víctimas y a los menores de edad”.

Los medios de comunicación en su labor de informar no deben alentar a la ciudadanía a participar en algo. Los medios, deben informar. El punto número siete del pacto es “alentar la participación y denuncia ciudadana”.

Los medios de comunicación en su labor de informar deben tener cuidado. El punto número ocho del pacto es “Proteger a los periodistas”.

Los medios de comunicación en su labor de informar deben no solidarizarse con ninguna causa. Aquí la verdad los periodistas me cansan en su petición de trato especial. Ya. Hoy en México es peligroso tan solo salir a la callle. El punto número del nueve es “solidarizarse ante cualquier amenaza o acción contra reporteros y medios.”

Los medios de comunicación en su labor de informar deben informar. Sí, no influir, no juzgar, no calificar sus noticias. Tan solo investigar e informar. Cualquier otra cosa que hagan fuera de investigar e informar, es interferir en la noticia (no solo en la relacionada al crimen organizado).

La Sociedad mexicana vive momentos cruciales y tiene un gran problema, es incapaz de verse; por lo tanto, es incapaz de conocerse. Nuestro país necesita aceptarse tal cual es, necesita conocerse, solo así podrá mejorar (lo que quiera usted que mejorar signifique, ahora que lo veo mejor cambiar o revolucionarse hubiese sido un verbo más adecuado).

Los lentes por los cuales nos vemos son los medios de comunicación y necesitamos no empañarlos con eufemismos. Necesitamos aprender a vernos tal cual somos. Necesitamos sentir verguenza al vernos desnudos frente al espejo. Necesitamos vernos y aceptarnos, solo así podremos ver que estamos (aquí es muy importante la primera persona) jodidos.

Lo que está jodido, es el país. El país, somos todos…. (los que se pasan los altos, los que dan mordidas, los que no trabajan, los que nos drogamos, los que vemos televisión, los que son violentos…. hombre, todos entendemos lo que significa todos, ya no nos hagamos pendejos).

LM