Letras, sonidos y otras hierbas

Archivo para octubre, 2010

Lock,Stock and two smoking barrels

Lock, Stock and two smoking barrelsAntes de hablar del disco, es importante hacer notar lo que debería ser obvio pero que en este caso es esencial, la simbiótica relación que hay entre la película y su banda sonora. Gran parte de la majestuosidad de Lock, Stock and two smoking barrels se debe a su banda sonora; el lazo que logra unir una rola con otra haciendo que la banda sonora pueda considerarse un producto aparte, es la película. Por lo que es de gran ayuda, ver la película para sacarle lo mejor al disco que ayer nos sirvió de pretexto, para el Audio Smoking Sessions Vol. 13 

Han pasado casi veinticuatros horas desde nuestra semanal discada de cada día de la luna, y el sabor de boca, sigue ahí… placentero, humeante y relajante. Gracias a los brebajes brindados por mi tocayo y a los recuerdos, sensaciones y sonidos que nos deja la banda sonora de Lock, Stock and two smoking barrels.

La aventura comienza con una rolita bastante roquera, de la banda inglesa Ocean Color Scene. Una energética rola, con un sonido de guitarra que nos trae a la mente la tradición roncarolera inglesa.

We grow copious amounts of ganja, yah? And you’re carrying a wasted girl and a bag of fertilizer. You don’t look like your average horti-fucking- culturalist!

Police and Thieves, esta conocidísima (no por esto mala) rola de Junior Murvin, después versionada por The Clash aumentándole la fama, es la segunda canción. La voz aquejumbrada del exwailer y el cadencioso reggae introducen otro de los ingredientes que hacen especial a la película y al soundtrack: Policías y ladrones.

Spooky de la cantante inglesa Dusty Springfield, también participe en la banda sonora de Pulp Fiction, es la tercer rola del disco. Sensual, como lo es todo lo adornado con la dulce voz de la Sra. Springfield. Es una canción que nos trae el elemento soul al disco, que será recurrente en lo que nos queda del mismo.

-Shotguns? What, like guns that fire shot?
-Oh, you must be the brains of the operation. Yes, guns that fire shot.

Drum and bass, pues también hay momentos de fiesta que necesitan ser ambientados, y para ello Guy Ritchie trajo a E-Z Rollers que con Walk this land, una pieza bailable y con arreglos bastante pachecos, para adornar una eufórica borrachera.

Oh come on, not now… you fuckin….

Otra de esas rolas famosas que dificílmente pueden entrar en la banda sonora de una película por el significado que ya tienen, pero que esta ocasión es una de esas sanas excepciones. Estoy hablando de I Wanna be you dog, por la banda The Stooges.

-Just get me a sample.

-No can do.
What’s that? Some place near Katmandu? Meet me halfway, mate.

Look, it’s all completely chicken soup.
It’s what?
It’s kosher. As Christmas.
The Jews don’t celebrate Christmas, Tom.

Si alguna vez te sientes traicionado, te tengo la canción perfecta. Why did you do it, de Stretch. Este cantante que fuera productor de muchos de los discos de 2PAC Shakur. Un bluesito quejumbroso, casi llorado como debe ser un buen blues.

-Ah shit, I’ve been shot.

-I don’t fucking believe this. Could every stop getting shot?

Oh Girl de Evil Supertars es la octava canción del disco y tal vez sea la única que no me gusta del mismo. Es algo de eso que llaman indie y tiene un martilleante sonido que puede hacer la canción más larga de lo que en realidad es.

Yeah, little bit of pain never hurt anybody. If you know what I mean. Also, I think knives are a good idea. Big, fuck-off shiny ones. Ones that look like they could skin a crocodile. Knives are good, because they don’t make any noise, and the less noise they make, the more likely we are to use them. Shit ‘em right up. Makes it look like we’re serious. Guns for show, knives for a pro.

La canción seleccionada para acompañar la escena más importante en la trama de la película, y el momento cumbre de la misma es Zorba the Greek, en la versión de los Gypsy Kings. Otra conocidísima canción con elementos técnicos de alta manufactura.

Me brinqué hace rato una canción de James Brown, para no repetir el tema. Pero este importantísimo artista del soul y del funk. Viene dos veces a esta banda sonor, con la canción The Boss y The Payback, que aparte de ser excelentes piezas musicales, cumplen su función de comparsa en la película a la perfección.

Para cerrar el disco, Guy Ritchie nos pone otra canción setentera de Pete Wingfield 18 with a bullet otra rola que logro treparse a las principales listas de popularidad de la época. Que es también, la canción que cierra la película.

Ser tan ecléctico le da mucha fuerza al disco, lo cual es obvio por tratarse de la banda sonora de una película. Pero tiene la peculiar virtud de meter canciones muy conocidas, que regularmente tienen ya un efecto y evocan sensaciones diferentes en las personas, en la película. Algo que escapa a mi entendimiento es la diferencia entre la versión inglesa y la norteamericana del mismo soundtrack . Que debe responder a una cuestión de mercado, pero es la diferencia es amplia, la versión europe cuenta con más música y más diálogos.

Es este un soundtrack complementado por una excelente película, que nos muestra la importancia que tiene la música en cualquier filme, que muchas de las veces, pasa desapercibida.

Es recomendable pues, ver la película y escuchar el disco, o ver el disco y escuchar la película.

It’s been emotional

LM



Anuncios

¿Cómo calentar un clásico?

La de ayer, fue una de esas necesarias tardes de dormir mucho, hacer poco y comer más. Los domingos al atardecer, se llega la muy mexicana costumbre de “comer afuera”, buscar algún restaurante cercano a casa salir-ordenar-comer-regresar, tal vez pasar al cine. Para terminar bastante cansado (quién sabe de qué) y meterse a dormir otro poco.

En medio de esa tarde descrita, con un pie en el suelo y el otro completamente estirado sobre el sillón, el pantalón desabotonado para darle libertad a las lonjas que se encuentran en pleno desarrollo. Por algo muy parecido a la inercia tomó el control (de la televisión, de la situación nunca; mi esposa estaba conmigo en casa) y prendo la televisión. Un canal, otro, otro, otro, otro, otro. La televisión es siempre aburrida, siempre.

¡Hay portero! Fue el grito de mi vecino que me hizo recordar: hoy juegan América y Chivas. Bajé el volumén de la mía, y podía escuchar la suya (la de mi vecino), estoy obviamente hablando de los televisores. Enfadoso el partido, enfadados los jugadores e inexistente el futbol. Comencé con algo de voyeurismo futbolístico, donde me di cuenta que mi vecino: le va al América .

Tuve que esperar veintitres minutos para lanzar el primer ataque. Fue por conducto de Vicente Sánchez, este decadente jugador que otrora fuese un dominante delantero de nuestra liga, hoy conjugado en pasado imperfecto. Que tuvo un balón a modo y mandó su cabezazo lejos de la portería chiva. Ahí lance el grito: ¡Huevos putos!¡Nos la pelan! Seguido por un silencio y la inquisidora mirada de mi mujer, endulzada con la complicidad que tienen las miradas de las mujeres.

Pasaron otros trece minutos, esta vez, fue Jorge Enriquez, un malísimo contención que juega en chivas, de quien Alberto Coyote estaría avergonzado. Quién, sabrá dios cómo, llevó la pelota al área contraria, donde la pateó con la única intención de deshacerse de ella, para estrellarla en la ontológica materia del portero americanista ¡Chingada madre! -fue mi gritó-. ¡Aquí también tenemos con qué, putos! -fue la anhelada respuesta de mi vecino. Para nosotros, ese fue el silbatazo inicial del partido.

Lo intentamos, incluso fantaseamos y gritamos por jugadas inexistentes, coreamos olés, azotamos puertas, hasta pude escuchar cuando mi vecino regaño a su vieja. Vamos, nosotros hicimos un clásico. Yo por este altruismo futbolístico, donde decidí pasar por un partido donde nadie me invitó, pero que mucho me necesitan. Mi vecino por su americanismo. Los comentaristas adornando el partido con eufemismos y adjetivos situados en indiscutible fuera de lugar. Los aficionados en el estadio, y todos los que me topé más tarde en el cine, viendo Actividad Paranormal 2, portando orgullosos su camiseta (de Chiva o de América, para el caso importa lo mismo). Todos, hicimos nuestra parte. Los que, como ya es costumbre, quedaron a deber fueron… vamos, ustedes saben quienes fueron.


La Patria Grande

escuchando Smells like teen spirit, de Nirvana

Good Morning
El jóven K. Se despierta cuando los rayos del sol son verticales, como todos los días, a excepción del domingo. Toma media taza de café, medio lava sus dientes y comienza el día a medio día. Así es regularmente con la gente jodida, tiene-mos que hacer todo a medias.

Good afternoon
Llega al puesto que atiende en el mercado (que bien podría ser el chopo, el mercado San Juan de Dios, la Feria de Tristán Narvaja, o las carpas) saca sus pulseras, camisetas (perdón remeras ,pues así es como quiere que se les llame) y comienza su venta. Hay que apurarse, pues debe pagar el camión que esta madrugada lo llevará a otra ciudad, que bien podría ser Monterrey, Buenos Aires, Calí o Rio de Janeiro.

Good Night
La venta total del día, fueron cien pesos, que bien podrían ser reales, quetzales o pesos con otro gentilicio. Para tener derecho a utilizar asiento en el camión que lo llevará a ver su equipo, que bien podría ser River (alguno de los rivers), Río o Poza Rica jugar contra su eterno rival, que bien podría ser Comunicaciones, Chivas o Inter (alguno de los inters) debe pagar ciento cincuenta pesos; ergo, deberá viajar de pie. Las horas dependen del país que bien podría ser Honduras, Colombia, Perú o México.

Match day
El jóven K. Llega cansado, hambreado y drogado a ver a su equipo, que bien podría ser América, Peñarol o Chacarita ; con su eterno rival que bien podría ser Colo-Colo, Strongest o Alianza. Hubo que cargar los tambores, las mantas, luego acomodarlas, repartir hojas de papel con la letra de sus cantos (que especifican, hay que cantar con la tonada de la canción de un grupo argentino que bien podría ser La Mosca Tsé Tsé, Los Fabulosos Cadillacs o Los Auténticos Decadentes).

Hubo tres goles, no vió ninguno, estaba ocupado gritando, bailando,drogándose y cuidándose (de la policía y de sus compañeros). Logra inferir que alguien ganó, pues un partido con número impar de goles es imposible terminé en empate. A menos que hayan anulado alguno. Pero ¡no hay tiempo para pensar! Hay que salir rápido, buscar el camión, platicar del juego que no vió, recoger los tambores, los trapos. Le grita al que logró robarles un trapo, lo insulta con una frase que no se entiende, que bien podría ser un chinga tu madre, la concha de tu hermana, o hijoeputa. Tamborazos, trompadas, los milicos, los hinchas, la barra, los otros, los de allá, patadas, los placas, el fierro, la porra, piñas, putazos, fileras, botellas, sangre, faca, pinchazo, fastrás, la furca, el chanchuyo, los porrazos. Después de muchas otras palabras cuyos significados desconozco, K. termina en cana, en la cárcel pues…. sin saber ni quién ganó el partido e intentando adivinar el marcador (que bien podría ser 3-0, 0-3, 2-1 ó 1-2). Pero igual de jodido y con la conciencia tranquila, pues dió todo por su equipo.

Back in Primidos
Afortunadamente, una nueva raza latinoamericana está creándose y criándose. El reciente e imaginario país de Primidos. Situado al sudnoroeste de América. Donde la gente querrá al futbol por sobre todas las cosas. Y no va a estar copiando métodos, cánticos y maneras de hablar de esas personas que van a vomitar sus complejos al estadio. Estadio que bien podría ser el Azteca, El Monumental o el Olímpico. En esa tan latinoamericana costumbre de contagiarse colonizadores, dictaduras, caudillos populistas, crisis económicas y barras bravas. En Primidos debemos alejarnos de esa costumbre. En Primidos, queremos contagiarnos de su Borges, su Galeano, su Benedetti, su Quiroga, su Rulfo, su Elizondo, su Asturias, su Tango, su cumbia, su Bolaño, su mariachi, su Roa Bastos, su Maradona, su Pelé, su Francescoli, su Valderrama no mames, no termino. Hay tanto para copiar ¿Por qué copiar lo fácil?

Los primidenses hablaremos, seremos y pensaremos de muchas maneras y de una sola manera que bien podrían ser la nuestra.


Conclusiones del selfsteemometer (aún sin nombre en español)

Después de atender la invitación que les hiciera el presidente de los EE.UU. Bamack Orama, el grupo interdisciplinario de científicos de la Multiversidad Independiente de Primidos (MIP), inventores del selfsteemometer (aún sin nombre en español) emitieron un boletín de prensa, donde informan las primeras conclusiones que han logrado, gracias a este innovador invento.

El selfsteemometer es un aparato que va instalado dentro un casco que se pone en la cabeza de las personas. Debajo del casco, hay unos sensores que atraviesan el cráneo con rayos Z (otro invento antes reseñado en el número anterior de esta prestigiosa revista), que logran escanear, medir y luego contabilizar (que no es la misma cosa) las ideas causadas directamente por las reacciones provocadas por factores externos (entiéndase por factores externos las miradas, los comentarios, el cuchicheo y las muecas). Mientras, estos factores externos son monitoreados por una cámara de 360 grados que  va capturando todo lo que sucede en la realidad física inmediata al portador del selfesteemometer. Para que entre en juego el algoritmo creado por el profesor Rucbiinzky, que asigna un valor algebraico a las reacciones y posteriormente a la idea causada por los factores externos. Calculando la AIB (autoestima interna bruta), que nos da la posibilidad de contabilizar el autoestima de una persona.

Dentro del grupo de investigadores hay, como es obvio, lingüistas de gran renombre que han emprendido una investigación paralela, ayudándose con esta innovadora herramienta. El objetivo de está investigación es identificar las diferencias en el lenguaje empleado, por miembros de la población con autoestima menor al promedio, al lenguaje empleado por los miembros cuya autoestima es mayor al promedio.Los resultados han sido celosamente guardados, pero aquí podemos adelantarle uno de los principales teoremas desprendidos de estas investigaciones: el número de adjetivos y adverbios empleados por una persona al hablar, es inversamente proporcional al AIB (autoestima interna bruta). Por lo que podemos inferir, que se reducirá el uso de las palabras que caigan en esta categoría gramatical .


La metamorfosis de la metamorfosis

Cuando Carlos se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en Juan. Aunque comparten el mismo cuerpo, él sabe que cada nombre cumple una función. Cada nombre determina su personalidad. El tono de su voz cambia, dependiendo de cómo lo hayas llamado.  Al vocativo Carlos responde de manera seria, y pone cara de lector de algún periódico llamado El Economista; en cambio si se le llama Juan responde con una sonrisa apretada, como la de las chicas borrachas intentando parecer muy sexys. Si se le llama Sr. Gutiérrez, agacha primero la mirada después la dignidad para acatar cualquier  orden que le sea dada. Cuando su mujer le llama gordito; levanta la frente, saca el pecho y se sienta a la mesa (quiero decir que se sienta en un silla, obviamente, que está muy cerca de una mesa) a esperar que le sirvan la comida, la bebida y le acerquen la servilleta. Así, su personalidad cambia de acuerdo a su nombre, lo que éste y todos los días no sabe Juan Carlos, es cómo actuar cuando le llaman México.

 

 


Buscando la película que destruya mi tesis, Futbol y Cine son incompatibles

Escuchando: The Stooges – I Wanna be your dog

Hace algunos años tuve la suerte (buena o mala) de trabajar en una empresa dedicada a la telefonía de Larga Distancia. Que aprovechando las paradojas que resaltan en las fronteras, aprovechaba las tarifas telefónicas de primer mundo que tenemos en México, y el servicio de tercer mundo que tienen en Estados Unidos, para vivir de conectar unas líneas telefónicas con otras y en el revolvedero cobrar tarifas de primer mundo en el tercer mundo (capitalismo le llaman) a los turistas que vienen a poblar/visitar las playas en nuestro país (Globalización le llaman). Lo insteresante y que viene a cuento de este trabajo, es que me ofrecía un escritorio con tres aparatos telefónicos, tantas líneas telefónicas disponibles, como mis manos, oídos y capacidad de sostener conversaciones a la vez me lo permitieran, y una cantidad inconmesurable de minutos sin quehacer alguno.

Ustedes comprenderán; teníamos llenar esos minutos de alguna forma. Y ya que las hotline; nuestras cibernovias en Argentina, Venezuela o Australia, que conocíamos en Latinchat e impresionabamos con esa soltura que da hablar por teléfono sin pagar, aburrían. Procedíamos a la bromas. La mejor o más divertida, hacer conferencias entre dos personas que sabemos se caen de a madres. Y eso es fácil, pues encontrar cosas incompatibles es tremendamente fácil, basta con hacer un listado de mis hobbies y listo. Leer, escribir, futbol, Cine,.. Listo: nunca, pero nunca ha existido una película de futbol que sea buena. Futbol y Cine, incompatibles.

La escena forzada de Sylvestre Stallone tirando un penal, los increíbles chanfles del chanfle, las chamacas ridículas que quieren ser como Beckham, las mamadas del Shaolín Soccer, las joterías de Kuno Becker, la colección de estereotipos con todo y ridícula canción del rudo y del cursi, la porno de Emir Kusturica (pues lo único que vi fue a este gran cineasta mamándosela a Maradona) cuando me la habían vendido como un documental. No han hecho más que cimentar el fuerte prejuicio que tengo cuando escucho las palabras “película” y “futbol” en la misma puta frase (perdón, pero ya me enchilé).

Por esto les escribo compañeros. Porque quiero me hagan más cómoda y fácil la búsqueda de esa película que hable de futbol y valga la pena verse.

Lucho.


Tomala!

Tomala!En nuestra discada de la noche anterior, tuvimos un disco bastante funkero, tuvimos Tomala (2002) del grupo chileno Los Tetas. Fue como lo han sido todas las noches de Audio Smoking Sessions, una llena de sonidos, palabras (unos las cantan otros nomas las dicen) y por supuesto, algo de humo.

Los Tetas es una banda de fuTomala!nk ya disuelta, creada a mediados de los noventa por Pepino (batería), Rulo (bajo) , C-Funk (voz, teclados y guitarra) y Tea Time (scratch y vocales). Ya para el disco que nos tocó escuchar (Tomala), Tata había reemplazado a Pepino en la bateria y es en 2002 cuando sale a buscar oídos el disco que sirvió como pretexto para nuestra más reciente tertulia musical; Tomala 2002.

Definitivamente nos encontramos ante una pieza  peculiar que introdujo (al menos para mí) un género musical no muy explorado en latinoamérica, el funk. El disco comienza con un intro de película setentera, que bien podría estar ambientando una serie televisiva de detectives o una película de Quentin Tarantino. Para continuar con el muy escuchado tema I like, donde nos muestran su versatilidad an cantar en tres lenguas (alemán, ingles y español).  Entramos después en la parte flojita del disco, o al menos la que menos me gusto a menos que ustedes tengan una opinion menos dura. Primero la canción Sistemas, donde podemos escuchar un funk como en todo el disco, pero donde le pediríamos algo diferente a los músicos. Después llega Funkee Monkee otra canción con su influencia soul que puede ser algo lenta, y donde tal vez me deja esperando algo con más sabor. Despertar (el siguiente track) es el preludio para el levantón del disco, parece como un intro para lo mejor del disco. Tomala! La canción que le presta el nombre al disco nos trae ya al sonido que será predominante en el resto del mismo: El FUNK (así con mayúsculas). Underground Side, ya con una letra con contenido sexual ambientada por una música con contenido sexual para pasar a la Funky Fiesta, una canción que bien puede ser como preludio para… ahorita regreso.

Ya un poco más relajado, seguimos con el disco y las dos mejores rolas del mismo Como quisiera decirte e instrumental, ahora sí con el tan prometido, ergo esperado, funk, en todas sus cuatro letras. Te quiero así otra funkanción con un comienzo bastante alegre y un rapeo rápido, sin dejar el característico guitarreo funkero. I’ll be back me vuelve a sonar a un soul que amenza con quedarse en mi playlist y Ya me voy, el colofón del disco que viene con su bonus track “escondido”.

Es Tomala! (2002) el disco de Los Tetas. Un disco funkero y muy respetuoso con la música, reutilizando con gran técnica elementos que los grandes maestros del funk ya utilizaron. Un disco que hace un buen uso de legado de Isaac Hayes, Curtis Mayfield, George Clinton y el Parliament-Funkadelic y de la principal figura del género James Brown.

El disco recibió las calificaciones de 8.5 y 9, por los montadores de discos Luis (Leal y Mendoza), respectivamente. Y como las habituales discadas de todos los lunes, llenaron el ambiente de músico y humo en Akktorama RadiO!

 


Las lecturas de la semana

Un libro más que he leído o un libro menos por leer, qué importa. Lo único que busco es divertirme. Y el compromiso, ah… esa palabra que parece trapo para limpiar parabrisas en los cruceros.

-Rayuela, de Julio Cortázar

-El mundo de lo apagado, de Carmen Simón

Son las lecturas programadas para la semana en curso….

 

 

 

 

 


La novela que quisiera conjugar en pasado (génesis)

Hay una novela que quisiera escribir que escribo, o escribir que escribí, o leer porque ya la escribí, o al menos ya leer que la escribo. Por eso escribo esto, para mañana leer que ya la escribo.

Una historia de tres bloguers y vecinos, ocupantes del segundo piso de un edificio de departamentos, que pueden verse por las mañanas, leerse durante el día y escucharse por las noches. Todo esto, en el ambiente tijuanense y enmarcado por el entorno que da un mundial de futbol.

Nuestros tres principales personajes son un blogyeurista (aún no sé cómo se llama) que espía a sus dos vecinos através de sus blogs. El primer blog es el de un estudiante de comunicación (Mario), dedicado a su estudio, con el sueño de convertirse en comentarista deportivo, una novia chilanga y chichona, un gran recorte hacia su lado derecho y un desarrollado gusto por la marihuana.

El segundo blog es el de un viejo de treinta y tantos años, sin sueños, ni trabajo, ni quehacer alguno (Pedro Chinaski); pero con un talento especial para desagradar, sobrevivir, ver cada partido de futbol y bloguear; todo esto sin tener, mucho menos ganar, un solo peso.

El cuarto departamento del segundo piso lo ocupan tres vendedores de droga y aspirantes a mafiosos, que visten siempre pantalón de mezclilla y camiseta con la leyenda aeropostale. Aunque todos los días estrenan ropa pues prefieren no lavar y les causa repulsión ir a un trabajo donde los forcen a utilizar uniformes.

Nuestro blogyeurista lee y sigue los blogs  de sus vecinos (Pedro Chinaski y Mario), pues sus otros vecinos utilizan sus computadoras para ver y producir pornografía amateur exclusivamente. Gracias a esto, puede enterarse de todas y cada una de las cosas que sucedan en este edificio.

Debe esta novela mostrar el contraste entre personajes y personalidades tan común en Tijuana y el rol que juegan las nuevas tecnologías, en la cotidaniedad actual.

Debe convertirse en una novela que involucre directamente al lector, para que  éste pueda construir su propia lectura. Se intentará lograr esto, deconstruyendo la historia, gracias a la visión de cada uno de los personajes. Para presentarle la historia al lector, a través de fragmentos (que serán las entradas al blog de cada uno de los personajes, gracias al trabajo del blogyeurista) para que éste recoja y arme con las diferentes visiones una sola lectura. Tal como creemos, que es la vida.

En los próximos días, compartiremos más sobre la trama de este, aún sin nombre, proyecto de novela.

LM

 


Sitio de internet de una preparatoria

La suerte y los algunos contactos me tienen ante un nuevo proyecto de desarrollo web; estoy construyendo el sitio de una preparatoria pública.

A esta altura el sitio está listo, incluso para serles mostrado, pero sigo necesitando la idea fresca e innovadora que haga de este un sitio, mejor y diferente a todos los demás.

Sigo pensando en una herramienta que haga del sitio, algo útil para todos los involucrados en el diario quehacer de una escuela preparatoria pública. Redes sociales, Moodle, periódico virtual, formatos para trámites administrativos (solicitudes de constancias, reinscripciones, examenes,) ya están considerados.

Sigo buscando esa idea que lo haga diferente, mejor….

¿Se les ocurre algo?